Policías arrestaron a un hombre, le quitaron la tarjeta y se fueron de compras

Dos policías arrestaron a un hombre, le quitaron la tarjeta y se fueron de compras a un centro comercial de México. La familia del detenido pensó que lo habían secuestrado porque hacía varias horas no tenían noticias de él, hasta que empezó a recibir notificaciones con las transacciones que se estaban haciendo desde su cuenta bancaria.

Los agentes habían llevado a cabo la detención por una denuncia de abuso sexual.

Con el supuesto agresor tras las rejas, le quitaron la tarjeta y se fueron de compras a un centro comercial donde alcanzaron a adquirir un portátil, un televisor de pantalla gigante y un Xbox.

La familia del capturado llamó a las autoridades y junto a ellas localizaron el lugar de las transacciones.

Llegó allí para verificar si su pariente estaba siendo víctima de un paseo millonario, pero en vez de verlo a él encontraron a los dos uniformados, que fueron capturados inmediatamente.

Ahora deberán responder por falsificación y utilización indebida de documentos de crédito.

También te podría gustar...

error: Content is protected !!