Falsos Positivos: Asesinatos a cambio de permisos arroz chino y prostitutas.

Esos eran los incentivos que recibían uniformados que asesinaban civiles y los hacían pasar como guerrilleros dados de baja en combate Arroz chino y un premio de 100.000 pesos: eso fue lo que le dieron al militar Yeris Andrés Gómez por el primer «falso positivo» que ejecutó, según dijo este lunes en la audiencia de reconocimiento por estos crímenes de lesa humanidad que celebró la Jurisdicción Especial para la Paz JEP en Colombia.

«Vengo a reconocer mi responsabilidad por los crímenes que cometí cuando fui miembro del Ejército Nacional siendo orgánico del Batallón La Popa», comenzó este soldado raso retirado, al que este tribunal especial acusa de participar en más de 20 hechos entre 2002 y 2007 en los que fueron asesinadas al menos 50 personas.

En su relato, durante el primer día de audiencia de reconocimiento de este caso, celebrado en la ciudad de Valledupar (Cesar), Gómez relató cómo actuó como autor material de asesinatos, el primero de ellos de un supuesto desmovilizado de la guerrilla del ELN.

«Yo reconozco que hice parte de un grupo que se convirtió en una organización criminal dentro del Ejército», dijo este exmilitar, quien subrayó:

«Siempre obedecí ordenes de mis superiores sin cuestionarlas ni pensar en el daño que iban a causar» indicó.

El magistrado Javier Parra, de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), dio detalles sobre la macabra práctica de asesinar civiles y hacerlos pasar como guerrilleros dados de baja en combate.

Todos aceptaron los cargos y comparecerán en la audiencia, menos los tres coroneles retirados, quienes se enfrentan ahora a una acusación por parte de la Fiscalía de la JEP para un «proceso adversarial», en el que podrían recibir penas de hasta 20 años de prisión.

También te podría gustar...

error: Content is protected !!