Ex alcalde de Yumbo no aspirará a la Gobernación del Valle.

HABLA FERNANDO DAVID MURGUEITIO.

.

Ex alcalde de Yumbo se decidió a hablar sobre el futuro del municipio. Se mostró muy crítico sobre el proceso administrativo actual y muy reflexivo sobre la construcción de un acuerdo político y ciudadano para definir el futuro gobierno para los yumbeños.


¿Cómo ve el panorama político actual del Valle del Cauca?

Hay una buena expectativa de desarrollo. El Valle del Cauca es un departamento con muchas potencialidades en mi forma de ver. Lastimosamente, la prioridad cuando llega un gerente del ente territorial, en este caso gobernación, con prioridades diferentes al desarrollo institucional, pero si con firmes intenciones políticas, sesga mucho su actuar y su eficiencia en los resultados.

Estoy convencido que en la Gobernación se necesita un verdadero cambio. Ojalá la persona que llegue a gobernar, mejore las competencias de los vallecaucanos, por encima de los intereses políticos. Por eso, celebro que lleguen nuevos opcionados. Pero también soy consciente que falta mayor convergencia entre las fuerzas políticas del Valle del Cauca.

Esto significa que, si no hay una unidad y una concertación que puedan generarse en torno a un candidato que se pueda seleccionar de manera democrática, nos va hacer muy difícil hacer un cambio y seguiremos igual.

¿Usted que piensa sobre una posible candidatura suya a la Gobernación del Valle del Cauca?
La fórmula propuesta inicialmente, era que varios partidos, entre cuatro y cinco organizaciones políticas, se propiciara la unidad, buscando converger en un proceso democrático para seleccionar un solo candidato y, con ese candidato, hacer frente a algún grupo fuerte que cuestionara la gestión de la gobernación y de muchas alcaldías en el Valle del Cauca y poder creer en un proyecto que tuviese oportunidad de éxito.

Lastimosamente, ese proceso hasta ahora no se ha podido consolidar y, siendo honestos, es muy difícil lograr que sin esa posibilidad se pueda lograr el cambio que muchos consideramos como muy necesario para nuestro departamento. Nosotros decidimos no participar a la gobernación en esta propuesta. Respeto esta decisión familiar y colectiva de no aspirar, pese a que me hubiera gustado hacer parte de ese equipo, trabajando por un grupo que buscara un consenso para tener una propuesta más efectiva a favor de los vallecaucanos. Pero definitivamente no aspiraré a la gobernación.
Los yumbeños quisieran conocer su visión con respecto al gobierno del alcalde Carlos Alberto Bejarano Castillo, ¿Que nos podría decir?
Voy a tomar unas palabras de un líder, quien en su momento decía “es justo el gobierno de Bejarano de cuatro años, porque la percepción era que se habían quedado cortos en la elección pasada de dos años, que era una injusticia, que él fue un excelente alcalde en su primera administración, y que un gobierno de cuatro años sería la maravilla y sería digno de exaltar”.

Sin embargo, desde mi percepción, creo que ya se cumplió ese ciclo, tuve la oportunidad de ver ese gobierno de cuatro años, he sido muy respetuoso con este gobierno como se lo dije al Alcalde Carlos Bejarano en algún momento. Le dije, “bueno Carlos, ya quedaste elegido y nos veremos en las próximas elecciones”.
Sólo en dos ocasiones he salido a la emisora a controvertir posiciones de su gobierno. Las primeras, para controvertir algunas afirmaciones, pues es una gran mentira que el municipio había quedado endeudado, quebrado financieramente y que no tenía como poder sacar adelante los proyectos.
Al respecto, salí a demostrarle que no era así, y le hice una recomendación. Le dije que no les dé excusa a los jefes de despacho para no trabajar porque si no, no va a tener resultados. Y en la segunda ocasión, fue otra intervención en algo parecido, con respecto a las posturas de ataque de su administración al gobierno nuestro, cuando puso a su amigo personal, como el mismo alcalde Bejarano lo identificó, como el contralor municipal, un funcionario a quien dio argumentos para que me atacara y que dijera que había hecho falta planificación y muchas otras cosas más.
Fue entonces cuando, siempre defendiéndome de las mentiras expresadas, salí a controvertir eso. Es más, nunca he demandado ni he promovido demanda alguna en contra del funcionario. Antes, al contrario, le dije a la gente que, si ese funcionario está inhabilitado, y quieren demandar su elección, que lo hagan.

Pero les puse de presente mi posición frente a la intención de demandar, diciéndoles que no lo hicieran, pues Yumbo merece tener gobiernos y titulares de órganos de control de cuatro años, para que se pueda ver la gestión, para que nuestro municipio progrese, aun en el caso en que el candidato que haya ganado, no sea de nuestro agrado o de nuestra percepción o visión.
¿Qué decir en cuanto a las realizaciones del Alcalde Bejarano?
En ese sentido, pienso que ya se tuvo el tiempo suficiente para trabajar y ya lo que se hizo y lo que fue, fue. Pienso, además, que se perdió una oportunidad grandiosa, que Dios le dio una oportunidad muy grande a Carlos Alberto Bejarano y que de una u otra manera los errores del poder, en mi forma de ver, no le permitieron ver esas oportunidades de construir equipos y lograr cambios trascendentales para sacar a Yumbo adelante.
¿Cuál considera, médico Murgueitio, como la fórmula para sacar a Yumbo adelante?

La fórmula para sacar a Yumbo adelante es muy sencilla: es dejar trabajar. Quiero decir. Hay unas juntas de acción comunal que les gusta trabajar, hay que darles esa oportunidad. Pero se les negó la posibilidad del presupuesto participativo, violentando incluso la ley. Hay incluso un acuerdo municipal y les negó la posibilidad de que ellos hicieran muchas obras.

Nosotros en nuestro gobierno, logramos hacer más de cuatrocientas obras. En este gobierno, solamente si se les hubiese dejado trabajar, y si se disminuye el orgullo la voluntad de trabajo, hubieran mejorado las relaciones con las juntas comunales.
Con respecto a la educación, se le perdió el entusiasmo de los profesores, negándoles sus derechos. Pasaron de ser del ente territorial cuando el municipio fue certificado, y lo único que se ha recibido por parte de la administración hacia los docentes ha sido maltrato. De ahí que, unos aliados como los docentes se pierden y los directivos educativos se pierden. Todo esto, porque ellos hacen mucho por la municipalidad porque ellos les aportan mucho al gobierno.
¿Cómo ve las relaciones del gobierno Bejarano con los industriales?
Se ampliaros las distancias del gobierno local con los empresarios, un proyecto como el Plan Especial para la Zona Industrial de Yumbo PEZY, que requiere un presupuesto de menos de $ 200 millones de pesos para conectar a la seudo-laguna de regulación que quedó, por poco dinero, no la han querido terminar simplemente para estropear una obra que de una u otra manera ha hecho crecer y casi duplicar el presupuesto del municipio.
Por otra parte, el alcalde tenía algunos aliados que aportaban en su trabajo social y obligación social empresarial y se les cerraron las puertas. Así se ha ido perdiendo a muchos aliados que ayudaron a construir y mejorar por ejemplo la biblioteca de la Escuela Kennedy, Institución Educativa Ceat General, un proyecto que ellos tenían que terminar.
Precisamente una fundación empresarial anunció que iba a aportar mil millones de pesos para educación, pero se le cerraron las puertas a ésta y a otras empresas a las que bloquearon no se les dejó realizar obras iniciadas y no las dejaron terminar.
En estas situaciones, si a usted una entidad pública le cierra la puerta, pues no puede violentarse y abrirla para terminar la obra. Por eso, a medida que se le van cerrando las puertas y vas perdiendo aliados con los que podes transforma.
Los políticos inclusive son aliado importantes, estratégicos porque ellos ayudan a motivar a la gente, a generar procesos sociales de transformación y aquí hay mucho que por ejemplo tenemos alguna experiencia, conocimientos se le cierra la puerta y solo dejaron brillar a un solo concejal y a los otros concejales los anularon porque tenían que brillar un solo concejal llegando a un rotulo prácticamente como empleados y perdiendo su autonomía y visibilidad incluso su control político, la critica que es tan importante.
Desafortunadamente, aquí la gente le da miedo hablar y todos los que quisieran aportar no lo harán y se ha perdido una oportunidad grandiosa, y una que me duele mucho; nosotros logramos dejar autorizado en el plan nacional de nuevas aulas que estipuló la ministra de educación Gina Parodi. En esa época quedaron autorizadas 141 aulas para construir en Yumbo con una inversión de veintisiete mil millones de pesos aproximadamente de los cuales solo el municipio tenía que aportar el 30% como nueve mil millones. Con eso construían 141 aulas, pero no les gustó el proyecto que era un proyecto que estaba contratado con unos ingenieros que solo ellos venían a construir pues el municipio de Yumbo.
Bejarano no quiso hacerlo y perdió una gran oportunidad para hacer esa obra con presupuesto de la nación ahora si se está endeudando el municipio para hacerlas con la diferencia que aquí si toman la decisión de quien va hacer el que ejecute esa obra y allá no.
Definitivamente se han visto reflejados los intereses personales que los colectivos por eso no habido resultado. Si nos colocamos a ver cuánto han sido la inversión de la nación en el municipio y no ha sido mucho porque se le ha cerrado las puertas por que no se trabaja y se armoniza. Yo pienso que ya tuvo su oportunidad. Por eso es lo que promuevo es ese cambio administrativo, Yumbo tiene que darse la oportunidad de cambiar y darle la oportunidad a nuevas personas de poder demostrar su capacidad administrativa.
ALGO DE POLÍTICA: Apoyo a los Imparables pero no aspiro a nada
¿Al grupo de cambio de los imparables usted lo respalda plenamente?
Yo me sumo a ese proceso, con la salvedad que no soy ni seré candidato. Yo hasta el momento he sido uno de los promotores de esa unidad por dos razones: primero, soy consciente que se necesita el cambio y es necesario, es algo fundamental, porque los resultados que hoy se nos muestran frente a educación, salud, seguridad, vivienda, desarrollo comunitario económico, no son los mejores. Esto significa que, conociendo de primera mano que pueden ser mejores, pues no se justifica que uno siga con el mismo estilo de gobierno por otros cuatro años más.
En ese sentido, es necesario el cambio y por eso lo estoy promoviendo. Segundo, la otra manera de generar un cambio, en una atmosfera tan afectada por múltiples problemas como está Yumbo. Donde por parte de la administración hay una presión directa con los contratistas, donde ellos tienen que votar por el candidato que voceros o amigos de la administración ordenaron que hay que apoyar.
O los contratistas solo van a estar los que voten por ese candidato, pueden ser contratados o no serán contratados y/o eliminados políticamente, si no se someten a estas reglas de juego.
Por lo visto, ya hay un efecto de un concejal que apoyó en las votaciones la que se le quitaron sus cargos y hasta la representación política en el gobierno, porque simplemente no acató la orden de impulsar al candidato que significa la continuidad.
Esto genera como consecuencia que la única forma de poder competir a más de dos mil contratos que amarran una votación electoral y que evidentemente generan una gran presión al exigirá contratistas de la administración que lo apoyen, hay una presión indebida ante ese tema.
Por eso, desde mi punto de vista, la única forma de poderle ganar al candidato de la imposición, es hacerle frente con una unidad y un pacto entre muchos sectores que consideramos que debe darse el cambio, en un proceso democrático. Esto sería lo único que nos dará dos garantías:
En primer lugar, el candidato que acepte este proceso es un demócrata, no va a llegar a hacer un patrón, a imponer sus decisiones, ni va a creer que es lo que él diga y punto. Sino, que acepta que haya consensos y construcción en equipos y ese es un buen diagnóstico.
Lo segundo, es que el pueblo lo va a poder escoger, pues va hacer más fácil tener el candidato o candidata que simpatice más a las voluntades del municipio y eso creo que se necesita.
¿Cuál es la clave del éxito para que el proceso de los imparables se vea fortalecido?
En resumen, solamente en una unidad de la comunidad podemos ganar. Obviamente que al pueblo no le conviene a la estructura del continuismo, mientras que los que quieren que todo siga igual, les interesa sacar a la mayor cantidad de candidatos posibles divididos, para poder ganar con la fuerza electoral que tienen con 2000 contratos que significan 25000 votantes.
Pero lo que yo llamo playa baja, significa, que si están unidos pueden dar más de 30000 o 35000 votos. Pero unidos de verdad. En cambio, si no hay unidad, no hay cambio y el llamado que hago, es para que nos unamos todos, porque de esa unidad, dependerá el triunfo. Es decir, si estamos unidos y convencidos del cambio tenemos, y además estamos dispuestos a aceptarnos en las diferencias entre todos los que estamos queriendo el cambio se gana con el candidato de los imparable: Si no, no es posible.
Me explico un poco más, tenemos que estar unidos en la diferencia porque yo tengo diferencias con las mayoría de los candidatos cosa que comparto y otras que no. Pero digamos que, frente a lo que hoy tenemos como realidad, hoy tenemos que aceptar esas diferencias, podremos tener poder para construir un proceso colectivo, en el cual pueda participar la comunidad y puedan tener protagonismo, en un gobierno de cuatro años y sin miedo de expresarse, hablar, opinar, criticar porque si no va a ser excluido, perseguido o intimidado.
En cambio, se necesita un gobierno donde el pueblo pueda decir por ejemplo, porque no ha pasado esto. De esta forma, se le abren espacios a la ciudadanía para expresarse sus puntos de vista. Por ejemplo, sugerir obras de infraestructura, hacer sugerencias sobre la planta de tratamiento que está en alto riesgo, y así no se pierde la plata y la gente podrá hablar y opinar sin miedo y de manera democrática poder construir buenos procesos.
Ahora bien, con los procesos que se construyen comunitariamente entre todos los actores de la municipalidad incluyendo la oposición, hay que dejar hablar al que le gusta criticar y para que esto pueda cambiar, obviamente de forma decente, seria y respetuosa, la gente debe opinar.
Llamado a la ciudadanía y a los jóvenes.
¿Qué forma de protagonismo deben ejercer los jóvenes y la ciudadanía yumbeña?
Yo animo a los yumbeños a que se den la oportunidad del cambio y de conocer a los candidatos, para que quieran aspirar y que están aspirando por ese cambio y que apoyen al que le guste y que ese que le guste ojala sea el que tenga el mayor consenso municipal y que ojala que entre todos los yumbeños podamos ayudar a elegir y podamos logar ese cambio que Yumbo necesita. Con mucha seriedad y mucho respeto.
Mi respaldo seria para el candidato de unidad que escoja el pueblo y respetare la decisión del pueblo y segundo el candidato que salgo de esa unidad lo apoyaremos con toda la fuerza.
Porque esta es la única posibilidad frente a esa imposición tan fuerte, y con tantos elementos de presión, como son más de 2000 contratos se puedan generar.
¿La comunidad recuerda a Fernando David Murgueitio como un buen alcalde, ¿Qué puede decir a todas esas personas?
Lo que hicimos fue trabajar con todo el amor y disposición. Con errores de madurez. Falta de conocimiento e inexperiencia, que no lo puedo negar. Pero trabajando siempre con toda la disposición de mostrar resultados. Me siento contento porque objetivamente hay resultados.
Cuando usted ve a Yumbo transformarse de ese pueblo a volverse ciudad. Ya tenemos edificios de diez pisos urbanizaciones bonitas transformando económicamente la vida local, tenemos mayor desarrollo industrial.
Cuando uno ve que las obras que se hicieron están generando impacto, uno se siente contento, incluso en lo que quedó pendiente como la doble calzada. A los yumbeños les decimos que a Yumbo lo cambiaremos con personas que son los que piensan sobre el futuro de la municipalidad y piensan en buen gobierno.
¿Cómo espera que se pude construir un buen gobierno?
Para Yumbo, un buen gobierno debe ser responsable, popular, pero podrá no serlo. Porque muchas de las decisiones que debe tomar un buen alcalde son impopulares, pero cuando se piensa en ser el populacho, se pierde el rumbo al cual fue elegido.
A todos los ciudadanos que aprobaron mi gobierno, muchas gracias. A los demás que piensen en el cambio, los quiero invitar a que nos demos la oportunidad de tener un buen gobernante. Que podamos tener aciertos y desaciertos pero ya continuar con lo mismo.
Ahora démosle la oportunidad a otra persona y que otros dirigentes que nos puedan demostrar su capacidad. Ojala que sean personas que permitan la democracia y así podemos dar ideas que puedan servirle a nuestra municipalidad.

CREDITOS: Esta entrevista fue realizada por Fernando Gamba López y publicada originalmente en su blog Periodismoonline.blogspot.com.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!