Encuentran tumba arqueológica en Yumbo Valle.

En el marco de la segunda fase de prospección, rescate y monitoreo arqueológico que se realiza en la obra de ampliación de la antigua vía Cali – Yumbo, los arqueólogos de INCIVA encontraron una tumba de pozo y cámara a una profundidad de 2.50 m., que contiene el cuerpo de un individuo adolescente dispuesto sobre un lecho de piedras, en posición de cúbito lateral flejado y con disposición oriente – occidente. Los restos estaban acompañados de dos vasijas de cerámica y algunos líticos.

Así lo informó Álvaro Rodríguez Morante, Director de INCIVA quien manifestó que de acuerdo con el reporte de Sonia Blanco, como arqueóloga a cargo de las excavaciones, aunque el sitio ha sido afectado por la ola invernal y múltiples construcciones, los restos óseos están bien conservados.

De acuerdo con las evidencias, el contexto equivale a un entierro primario acompañado de un ajuar fúnebre que a juzgar por las características de la cerámica y la forma de la tumba corresponde a sociedades tempranas de unos dos mil años atrás.

El trabajo de arqueología preventiva en el sector de Arroyohondo se consideró especialmente interesante desde su inicio debido a que se estimaba que en el piedemonte de la cordillera Occidental podrían encontrarse asentamientos prehispánicos relacionados bien con la región Calima o con el valle geográfico del río Cauca, lo que en ambos casos implica la ampliación de la frontera de las sociedades que habitaban la montaña y el valle dos mil años atrás.

Es por eso que dependiendo de los análisis de radiocarbono se podrá determinar si se trata de restos de la sociedad Yotoco de la región Calima o de los Malagana de valle geográfico del río Cauca, toda vez que estas sociedades fueron contemporáneas (800 a.C. a 600 d.C.) y tuvieron características similares.

El hallazgo arqueológico es importante porque el tipo de evidencias encontrado no había sido reportado para el sector de Arroyohondo y presenta las opciones de ampliar el territorio de la región Calima o el área de dispersión de la sociedad Malagana.

Los vestigios fueron registrados en el tramo Gecolsa – Dapa específicamente en la abscisa 2 + 510, en el sitio arqueológico rotulado con el número 2, donde hasta el momento se han intervenido dos contextos arqueológicos que hacen parte de un reducto de un cementerio indígena.

El Programa de arqueología Preventiva liderado por INCIVA en el marco de ampliación de la antigua vía Cali – Yumbo, se viene adelantando desde hace más de un año con la licencia de intervención arqueológica 7325 otorgada por ICANH y se prolongará por lo menos hasta el mes de octubre del presente año cuando terminen las excavaciones.

Los arqueólogos estiman que muchos yacimientos del lugar han sido afectados en el pasado durante la construcción y adecuación de la vía, las edificaciones y las redes de servicios, sin embargo aún se conservan rasgos de vestigios antiguos que es importante preservar y divulgar.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Ahora, quien se aguanta estos Honorables políticos de Yumbo, les debe arder la cabeza pensando que hicieron mal el CAM, lo hubieran construido en Gecolsa, deben estar yendo a arroyo hondo a diario

  2. Fabio Henry Vergara dice:

    Siempre buscaron la Huaca, en las estribasiones del cerro de las tres cruces y lo encuentran en arroyohondo, se le movió por mezquinos, jajajajaja jajajajaja jajajajaja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!