Desprendimiento de retina: ¿Cuáles son los síntomas y como se trata?

El humor vítreo es una especie de gel que rellena el globo ocular y cuando el tamaño de la cápsula que envuelve a ese gel va disminuyendo, por edad o por una operación previa de cataratas, es cuando se va despegando de la pared posterior de la retina. Y es, justo en ese momento, en el que hay un desgarro cuando se desprende ese líquido y se produce lo que se conoce como desprendimiento de retina.

Una patología muy frecuente del ojo, como explican desde la Clínica Baviera, de «una incidencia de 1 de cada 1.400 habitantes a lo largo de la vida», especialmente cuando el paciente se encuentra en una franja de edad de entre los 40 y los 70 años.

Síntomas de un desprendimiento de retina

Sensación de pérdida de visión en una zona del campo visual, distorsión de las imágenes, como moscas revoloteando o una especie de luminosos flashes. Estos son los signos más evidentes de un desprendimiento de retina y por los que es importante acudir cuanto antes a la consulta del oftalmólogo. Especialmente necesario, si es tu caso, en pacientes que sufran de una alta miopía a los que se les recomienda que acudan cada año a revisión pese a que no tengan signos evidentes de desprendimiento de retina.

Cirugía, cuanto antes mejor

El tratamiento del desprendimiento de retina siempre se hará por medio de una operación quirúrgica que dependerá, de la fase del desprendimiento en que se encuentre. Así, con esa cirugía, lo que el especialista hace es:

  • Recolocar la retina en su sitio y para ello empuja hacia fuera la pared del globo ocular.
  • Cerrar ese desgarro que ha provocado ese desprendimiento de retina.
  • Si el caso es muy grave, el oftalmólogo puede recurrir a la vitrectomía: procedimiento mediante el cual se extrae el humor vítreo de un ojo y se sustituye, generalmente, con un gas o líquido.

Tras la operación, el ojo presentará una inflamación por la que el paciente notará una leve molestia. Así, durante este postoperatorio, deberá acudir a revisiones para comprobar que todo evoluciona de forma favorable. Si se le ha practicado una vitrectomía, se recomienda que se mantenga, al acostarse, en posición boca abajo durante un mes más o menos.

Finalmente, y al cabo de seis meses o un año, el paciente notará que ha recuperado la totalidad, o parte, de la visión anterior al desprendimiento de retina.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!